Regalar – Nos

Hay días en los que el amor se siente más, o parece al menos, que es así. Días como el de ayer: San Valentín, el gran día del amor, donde las parejas demostramos lo mucho que nos queremos regalándonos  flores, notas, joyas… Los móviles están llenos de Whatsapp  con muchos besos, corazones, gifs de amor … Instagram, Facebook y Twitter se llenan de fotos de parejas con frases de amor, donde demostramos al mundo lo felices que somos a cambio de un “me gusta”.

Pero… ¿sabes lo que verdaderamente me hubiera gustado recibir de ti? Tu presencia. Sí, tu presencia al 100% cuando estás conmigo. Quiero estar a tu lado y notarlo, notar de verdad que estás conmigo física y mentalmente. Quiero mirarte a los ojos y verte por dentro… quiero que tú me mires y veas mi alma, mi corazón al descubierto. Quiero que nos escuchemos más allá de las palabras, escuchar tu emoción, escuchar incluso nuestros silencios.

Quiero tocarte y sentirte, percibir tu olor, tu calma, tu pasión…

Quiero un abrazo grande, fuerte, sincero. Un abrazo en el que se vuelque todo lo que sentimos el uno por el otro, porque las personas que saben dar abrazos verdaderos, saben que el objetivo no es rodear a la otra persona con los brazos, sino unirse y sentirse corazón con corazón.

Me gustaría que expresaras lo que piensas y sientes en cada momento, con total libertad. Y poder hacer yo lo mismo contigo. Sin miedo, sin reparos, sin vergüenza. Que nuestra comunicación sea plena, sin cinta métrica que la acompañe, ni tijeras que la recorten. Sí, en el sexo también. Creo que la mejor forma de disfrutar plenamente de nuestra pasión empezaría con saber decirnos amorosamente lo que nos gusta y lo que no nos gusta, queremos y lo que no queremos, lo que deseamos o necesitamos en cada momento.

Quiero escuchar un “te quiero” claro y sincero que no salga sólo de tu boca, sino que también me lo griten tus ojos, y lo quiero un día cualquiera de un mes cualquiera.

También me gustaría regalarte, que me regalaras, que nos regalásemos nuestra aceptación incondicional. Amarnos y aceptarnos tal cual somos. Sin tener que ser o intentar ser alguien diferente para que me quieras más o yo te quiera más a ti… Me gustaría que también lográramos amarnos con nuestras maravillosas imperfecciones.

Y me gustaría regalarte frente a frente, sin más decorados, sin más espectadores que tú y yo, mi más íntima y sincera declaración de amor. Y que nuestro pronombre personal favorito sea NOSOTROS, y nuestro mayor regalo sea nuestro TIEMPO.

 

 

©  Yolanda Rincón

Psicóloga, Máster en Sexualidad y Terapia de Pareja

AB Minerva Psicólogos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: